Translate

sábado, 29 de mayo de 2010

Cuello y espalda soportan el peso de nuestro mundo personal


Por mi experiencia como terapeuta en Masaje Ayurveda Yoga he observado que la mayor parte de las dolencias y padecimientos con trastornos que van más allá del dolor muscular se enfocan en la zona específica del cuello. Cervical y espalda se ven afectados por los diferentes factores de nuestra cotidianidad, que se enumeran desde mala postura hasta el manejo inadecuado de nuestra emociones.
No solo se manifiesta con dolores de espalda o cuello, también con dolores de cabeza, hombros, brazos, congestión nasal, dolor de oídos y padecimientos como insomnio, inapetencia, respiración insuficiente, mal humor y malestar en general.
Pocos saben que cuando sentimos dolor es porque entramos al proceso del colapso. Eso es similar a cuando sentimos sed.
El cerebro lanza un alerta del comienzo de la deshidratación. De igual manera sucede con el apetito, el organismo se activa internamente esperando el combustible (alimento.) Los jugos gástricos, por ejemplo, se disponen a deshacer y distribuir lo que necesita y desechar lo que no. en ausencia del alimento, esos ácidos se manifiestan de diferentes maneras que van desde generación de gases, sensación de ardor, etc.
Muchos andan con el dolor a cuesta sin sentirlo Al tocar esa área se verifica.
Cuando no hay explicación a los dolores cervicales, o nuca, debajo de la zona occipital, tales como discopatías, hernias y desviaciones, estas recomendaciones podrían ser de gran ayuda para mejorar la calidad de vida y tener más energía para emprender nuevos proyectos.
Aquí te aconsejo como cuidar y mejorar tus dolores de espalda y columna vertebral.
Si el dolor es cervical, puedes terminar lesionando las vértebras y complicar mucho más el problema.
Las vértebras cervicales son las que se encuentran en la parte superior de la columna. Si haces una prueba de rotación y movimientos diversos de estas vértebras te podrás dar cuenta si están en buen estado o no.
Si notas algunos traqueteos o sonidos, es un indicativo de problemas que pueden conducir al dolor cervical.
Debes masajear suavemente entre el cuello y el hombro hacia la espalda hasta conseguir suavizarlo, algunas veces es preferible hacerlo más fuerte aunque produzca dolor.
Un secreto del milenario chi kung te puede servir para poder aliviar y hasta sanar tus dolencias inexplicables de esta zona. Se trata de pellizcar con toda la mano la piel y músculos de la nuca. Pellizcar con los cuatro dedos y la base de la mano como si cogieras una pelota de tenis.
Si ves como una gata coge por la nuca a sus gatitos podrás entender lo mencionado, solo que no es con los dientes.
Puedes hacerlo solo y turnando cada mano para no cansarte. Debes atrapar todo lo que puedas de los músculos para liberar la presión sobre las vértebras cervicales, como que las vértebras quedan libres, esa es la sensación que debes sentir.
Puedes hacerlo lo más arriba posible en contacto con el hueso occipital e ir bajando hasta la última cervical.
Este pellizco puedes hacerlo por espacio de un minuto con cada mano, mientras trabajas o ves televisión, varias veces al día.
No sólo te aliviará el dolor sino que te dará energía extra y combatirás el cansancio, la tensión y fatiga visual.
Al pellizcarte puedes girar la cabeza de lado a lado, ya sea moviéndola alternadamente o fijando cada lado por unos segundos
Igualmente, puedes colocar la palma de la mano en la parte posterior del cuello, luego tensa el cuello y lleva la barbilla lo más adelante posible. Entonces cierra la mano como empuñando la nuca. Relaja por unos segundos y repite.
Entonces, eleva tu cabeza como intentando separarla de los hombros, como que creces, y nuevamente empuña tu cuello con la mano. Relaja y repite. Hazlo unas tres veces al día.
Encoge los hombros y déjalos caer libremente, no fuerces la caída ni tampoco la retengas, déjalos caer con su propio peso. Haz unas tres o cuatro repeticiones.
Acuéstate en el piso, sobre una alfombra o toalla, de espaldas. Pon de cojín un libro grueso de unos 10 cms. Eleva las piernas y pies sobre una silla de tal manera que queden las rodillas dobladas y las pantorillas sobre el asiento de la silla.
Esto por unos 10 minutos te relajará la espalda y cuello significativamente.
Ten cuidado al hablar por teléfono, no utilices el cuello y el hombro para sostenerlo. Usa las manos o audífonos especiales con micrófono si es que hablas mucho, pero nunca lo sostengas con el hombro.
.
El dolor de cuello y hombros tienen diferentes orígenes, desde una impresión o susto repentino, hasta un accidente pequeño o grande.
Por supuesto, el estrés es otro factor desencadenante. La presión, ansiedad y temores, llevan a tensar la parte alta de la espalda e inclusive a apretar dientes conocido como bruxismo.
Muchas personas tienen la mala afición de asustar a conocidos, como salir de repente y gritar, o jugar bromas pesadas de dar malas noticias, esto puede provocar el dolor en el cuello, zona cervical y la espalda en general.Lo que ocurre es la que reacción de tensar el cuello y hombros es parte del mecanismo natural al sobresalto. Ello conduce igualmente a respirar, con el miedo, hacia la parte superior de los pulmones, tensando cuello y hombros mucho más.
Lo más preocupante no es el dolor y sus síntomas, sino que conllevan a la gastritis, insomnio, falta de descanso.
Al respirar siempre con la parte superior de los pulmones permanentemente, los músculos tensos no reciben suficiente cantidad de oxígeno, empeorando y haciendo crónico tanto el dolor cervical, trasladando el dolor al hombro, brazos y espalda en general.
Este sencillo ejercicio te ayudara a eliminar la tensión en el cuello.
Remedio populares para el dolor de cuello
1 Preparar un baño con una infusión de tres cáscaras de naranja, cuatro hojas de lechuga y dos cucharada de miel los cuales deben ser mezclados en mediolitro de agua y luego hervidos durante 20 minutos. Esta infusión luego debe ser añadida al agua de la tina de baño. Este baño relajante ayudará mucho si el dolor de cuello tiene es causado por tensión.
2 Deslizar varias veces, de derecha a izquierda, una toalla empapada con aceite de mejorana o romero en el cuello.
3 Preparar una cataplasma con un pedazo de tela de algodón limpio y varias gotas de tintura de árnica para aliviar el dolor.
4 Masajear el cuello dos veces al día con lamezcla de media cabeza de ajo triturada con una barrita de alcanfor.
5 Aplicar en el cuello una bolsa plástica que contenga hielo picado cubierta en una funda (una toalla de paño es demasiado gruesa para transmitir efectivamente el frío) si el cuello ha recibido alguna pequeña lesión para reducir la inflamación. Una vez se ha disminuida ésta, aplicar una toalla empapada en agua caliente por 10 minutos.
Algunas recomendaciones para las personas que sufren de dolores de cuello son los siguientes::
Dormir en un colchón firme. Si al despertar el cuello está rígido o adolorido, el culpable pudiera ser el colchón. Se aconseja usar un colchón firme para mantener horizontal la cabeza.
Evitar las almohadas demasiado gruesas. Las almohadas muy gruesas causan dolor de cuello. Por ello, se aconseja usar almohadas de espuma desmenuzada en lugar de las de espuma de goma sólidas. Otra buena opción consiste en adquirir una almohada cervical las cuales dan el debido apoyo al cuello Inclusive, existen personas con dolor de cuello que siente mejora con el solo hecho de dormir horizontalmente sin almohada.
Sentarse en una silla firme. Debido a que la espina dorsal incluye los huesos en la base del cráneo, el sentarse en una silla que no proporcione el soporte adecuado aumentará las posibilidades de tener dolor de cuello.
Usar una toalla como soporte. Se puede enrollar una toalla y colocarla en la base de su espalda cuando se está sentado con el fin de alinear mejor la columna vertebral y el cuello.
Acomodar la posición del monitor de la computadora. Si es necesario trabajar todo el día frente a un ordenador, resulta conveniente que la pantalla sea colocada al nivel de la vista para que el cuello descanse y se evite así una posición inadecuada.
Levantar las cosas con cuidado. Es importante levantar de manera correcta los objetos. Para ello, se debe doblar las rodillas y mantener erecta la espalda mientras coloca el objeto entre sus pies, que deben estar separadas. Luego, se levanta el objeto, manteniéndolo lo más próximo posible a su cuerpo.
Evitar dormir boca abajo. Esta posición no sólo perjudica la espalda, sino también el cuello. En su lugar, prefiera dormir en posición fetal (de costado con las rodillas elevadas hacia el pecho). No duerma sobre su estómago, ya que fuerza la cabeza hacia arriba.
Abrigar su cuello Si hace frío y hay humedad en el ambiente no sólo es aconsejable usar sombrero; sin también usar una bufanda que cubra el cuello, ya que este tipo de clima puede agravar la rigidez y el dolor de cuello.
Aplicar técnicas de relajación. Debido que una gran parte de los dolores de cuello son causados por estrés, es necesario aprender técnicas de relajación, como relajación progresiva o respiración abdominal.

Para la relajación progresiva, se debe procurar un lugar tranquilo donde nadie lo pueda distraer. Luego, se debe sentar o acostarse y cerrar los ojos. Luego, empezando con la cabeza y el cuello y bajando por todo el cuerpo, ponga tensos los músculos y luego libere la tensión.

Para la respiración abdominal, siéntese tranquilo y respire profundo dejando que el aire baje hasta su abdomen. Luego exhale completamente, apretando suavemente el estómago. Respire profundo de esta forma por varios minutos.
Además de estas dos técnicas, usted podrá crear sus propias formas de relajación. Haga lo que le funcione mejor.
Evitar los malos hábitos que maltratan el cuello. No se debe sostener el teléfono entre el cuello y el hombro cuando se habla por teléfono y menos tratar de escribir a la vez, ya que es una posición incómoda que causa, después de cierto tiempo, rigidez y dolor al cuello. Igualmente, se debe evitar otras acciones como las siguientes:

Afeitar la cara (en el caso de los hombres) con la cabeza inclinada hacia atrás,
Lavar el cabello con champú en el lavamanos
Tomar descansos frecuentes. Cambie frecuentemente de posición, especialmente si tiene que estar en una posición de mucha tensión física. Levántese y camine a su alrededor por lo menos una vez cada hora.
Hacer ejercicios para estirar y fortalecer el cuello. Para combatir la rigidez e impedir problemas futuros de dolor de cuello, se aconseja hacer los siguientes ejercicios cada uno cinco veces, dos ocasiones al día.

Inclinar lentamente la cabeza lo más adelante posible y después mover la cabeza lo más atrás posible.
Inclinar la cabeza hacia su hombro mientras mantiene éste inmóvil y luego enderezar e inclinar hacia el otro hombro.
Volver lentamente su cabeza de un lado a otro hasta donde le sea posible.
Colocar su mano a un lado de la cabeza mientras empuja ésta contra la mano luego hacer el mismo ejercicio hacia el otro lado.
Hacer el mismo ejercicio anterior, pero oponiendo resistencia ligera contra la frente mientras se empuja ésta hacia adelante. Luego oponer resistencia ligera a la nuca, mientras empuja la cabeza hacia atrás.
Aunque la mayoría de los casos de dolorde cuello tiene como origen una tensión muscular el cual puede manejarse mediante remedios caseros, algunas clasesde dolor de cuello deben ser atendidas por un médico. Por ello, se aconseja recibir asistencia médica si se presenta los siguientes síntomas:

Dolor causado por una lesión.
Dolor de cuello que está acompañado de fiebre, dolor de cabeza, y dolores musculares.
Hormigueo o entumecimiento en los brazos o las manos.
Molestias visuales.
Dolor de cuello que aumenta o persiste por varios días a pesar de los tratamientos caseros.
El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes y frecuentes hoy en día
Remedios populares para los dolores de espalda
1: Se puede realizar masajes de alcohol de romero el cual se elabora al meter en un frasco 2 ramas de romero fresco con un litro de alcohol de friegas (farmacia). Se deja reposar por 7 días y, pasado ese tiempo, se dar friegas verticales, pellizcos, palmaditas, pulgares a ambos lados de la columna.

2: Se puede dar fomentos caliente y lavado con esponja, ya que el dar calor en la espalda también da alivio inmediato a los dolores de espalda.
3: Aplicar aceite de hipérico sobre la zona de la espalda donde se siente dolor. Para confeccionar este aceite se debe llenar una botella con flores y brotes de hipérico y se añade aceite. Se debe dejar reposar por tres semanas. Es exccelente para eliminar los dolores de espalda originados por tensiones.
4: Los asanas de Yoga son también remedios que se pueden utiizar a la hora de combatir los dolores de espalda. Los asanas de Yoga son bhujangasana, shalabhasana, halasana, uttanpadasana y shavasana.
5: Confeccionar una almohadillas de castañas. Para ello se debe pelar castañas de indias fresas y se muelen. Luego, se rellena una funda de cojín y se coloca sobre la zona adolorida.

Remedio para los dolores de espalda #6: Friccionar, el área adolorida, con aceite esencial de espliego,mejorana o hisopo.
6: Hervir 2 cucharada de hojas de salvia en 1 litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego, refrescar y beber 3 veces al día
Recomendaciones
Invertir en un colchón nuevo (ortopédico) Un colchón suave y de poca consistencia puede contribuir al desarrollo de problemas de la espalda Si no se puede comprar un colchón nuevo, consiga una pieza de madera de Plywood de tres cuarto de pulgada (1.90 centrímetros) de grosor la cual debe ser colocada ubicada entre el colchón y el marco de resortes de la cama.
Adecuado consiste en dormir boca arriba, pero es necesario colocar una almohada gruesa debajo de las rodillas y una delgada y pequeña en el área lumbar. Se debe evitar dormir boca abajo, pero en caso que deba hacerlo, es necesario poner una almohada pequeña en el abdomen y otra a la altura de los tobillos.

Evitar levantarse de golpe de la cama. Es mejor para la espalda colocarse de medio lado, apoyar el brazo que queda libre en el borde de la cama, bajar una pierna primero y luego la otra e incorpórese lentamente hasta sentarse en la cama. Luego debe ponerse de pie.
Evitar el uso de zapatos de tacón alto, ya que puede repercute paulatinamente en los arcos naturales de la espalda.
Usar un cojín ergonométrico si permanece mucho tiempo en asientos de automóviles o de la oficina. El cojín debe ser pequeño y ubicado de forma tal que pueda brindar soporte a la espalda. En este sentido, la posición más conveniente es aquella que la espalda puede recostarse con un ángulo de unos 110 grados. Además, es recomendable si se sienta por muchas horas que s levante y camine periódicamente.

Cuidar la forma de levantar los objetos Al cargar, doble las rodillas, no la espalda. Realice el esfuerzo con las piernas y mantenga los objetos cerca del cuerpo (hasta la altura del pecho).
Cuando la carga es pesada, pida ayuda y planee su trabajo antes, así evitar movimientos repentinos y traslados de carga excesiva.
Dé pasos seguros.
Caminar con buena postura. Camine erguido, manteniendo su cabeza en alto y, en lo posible, sin llevar carga (maletines, carteras, etc.). Además, use zapatos cómodos y cuando deba mantenerse de pie por tiempos prolongados, párese con un pie en alto, cambiando de posición frecuentemente.

Vigilar el peso Mantener un peso adecuado ayuda a quitarle tensión a los músculos de la espalda.
Mantener una buena postura frente al ordenador. Para evitar dolores no sólo en la espalda producto de la mala posición a la hora de estar frente a un ordenador sino en la cabeza, manos, y cuello, se debe

Mantener la cabeza y el cuello en posición recta, hombros relajados
Mantener el tronco apoyado en el espaldar de la silla
Mantener el borde superior de la pantalla al mismo nivel de los ojos y a una distancia entre 45 a 70 cm
Mantener los antebrazos, puños y manos alineados en posición recta, con relación al teclado

Mantener las caderas y las rodillas dobladas en un ángulo igual o ligeramente mayor a 90°
Mantener siempre los pies apoyados, preferiblemente utilizar un apoya pies
El asiento de trabajo deberá tener una serie de características para evitar los dolores de espalda como los siguientes:

La silla debe proporcionar libertad de movimientos y procurando una postura confortables
La altura deberá ser ajustable
El respaldo deberá ser inclinable y su altura ajustable
Se pondrá un reposapiés a disposición de quienes lo deseen
Hacer ejercicios para la espalda Debe hacerlos en la mañana y en la noche, entre 5 y 10 veces cada uno, le ayudará a mantener en forma su espalda (previa consulta con el doctor):
Balanceo de pelvis: Enposición boca arriba, debe flexionar las piernas y colocar los brazos a ambos lados del tronco; aplastar la espalda lo más que pueda contra el suelo. Relájese.

Rodillas al pecho: En la misma postura anterior, llevar ambas piernas flexionadas al pecho, sostener, y volver a la posición inicial.
Postura de orador: Apoyar las manos y rodillas en el suelo, encorvar el tronco hacia arriba; lentamente, sentarse sobre los talones y, relajado, mantener la postura.

Gato y camello: En la misma posición anterior, colocar la cabeza paralela al suelo, arquear el tronco despacio y seguir con un movimiento inverso (hacia abajo), manteniendo los brazos rectos.
Abdominales simples: En posición boca arriba, flexionar las piernas y cruzar los brazos sobre el pecho. Levantar la cabeza y los hombros, sin despegar la espalda del suelo, sostener contando hasta cinco. Relajar.
Flexión de caderas: En posición boca abajo, apoyar la barbilla sobre los brazos. Estirar y levantar despacio una pierna, con la pelvis apoyada sobre el suelo. Repetir, varias veces alternas, con la otra pierna.
Recibir asistencia médica en cualquiera de las siguientes condiciones:
Dolor de espalda que se presenta de pronto y sin razón aparente.
Dolor de espalda acompañado por otros síntomas, como fiebre, retortijones, dolor de pecho y dificultad para respirar.

Ataque agudo que dure más de dos a tres días sin alivio en el dolor.
Dolor crónico que dure más de dos semanas sin alivio.
Dolor de espalda que irradia por su pierna hasta la rodilla o el pie.


No hay comentarios:

Publicar un comentario