Translate

lunes, 19 de noviembre de 2012

Con el corazón roto después de celebrar

La supervivencia saludable en nuestra actual sociedad es todo un reto que se mantiene en equilibrio entre el estres, mala alimentación, sedentarismo por exceso de trabajo, y el tratar de comer lo mas sano posible, dedicar unos minutos diarios al ejercicio antes de salir a trabajar, buscar los momentos y convertirlos en pequeños hábitos como el ponerse de pie y caminar aunque sea a tomar agua para estirar y oxigenar los músculos; tratar de corvertir nuestro entorno en espacios agradables, menos agresivos o deprimentes con baja música suave, una planta, o una pequeña decoración en nuestro minúsculo espacio aplicando reglas de FengShui.


Es equilibrio vital lo que necesitamos adaptándonos a las circusntancias; evitando abandonarnos a la posible enfermedad y muerte lenta por no hacer nada.

De hacer, precisamente les voy a escribir. Ya estamos en los días de excesos de todo: Trabajo por cierre de año y entrega a nuestros clientes. Comidas suculentas y abundante por celebraciones con clientes, preveedores y familias. Bebidas alcoholicas por la misma razón y...abandono de todo rñegimen de ejercicion para lamentarnos una vez ternimadas las festividades decembtinas y observarnos en el espejo o sintiennos pesados y lentos.

El colesterol está en cada tentación alñimenticia de estas fiestas sin importar la geografía cultural, por eso hay que tener claro que debemos comer para elevar el colesterol  bueno y de esta manera elimiar el malo,

El colestero bueno o HDL también debe controlarse para evitar que baje a 40 mg/dl en los hombres y 50 mg/dl en las mujeres. 

El colesterol HDL o bueno, se denomina así porque protege ante enfermedades cardiovasculares al transportar el exceso de colesterol al hígado para su metabolización y eliminación, lo cual sin duda, evita la acumulación de grasa en las arterias y ésto, protege ante la arterosclerosis.

Para incrementar el colesterol bueno en sangre es recomendable ingerir a diario un puñado de frutos secos, por ejemplo: manies, nueces o almendras; incluir aceite de oliva o aceite de girasol sin someter a cocción, es decir, para aderezar porque son ricos en ácido oleico al igual que la carne de cerdo. Si, como lo lee: cochino; o consumir 5 aceitunas o 1/4 de aguacate por día para obtener una cuota de grasas saludables.

Por supuesto, esto no significa que le va a dar rienda suelta a comer hallacas y pan de jamon como un desaforado porque cree que ya resolvió el problema del colesterol comiendose un aguacate o un puñado de frutos secos. Esto debe estar acompañado el consumir responsablemente todas esas cosas ricas evitando en la medida de lo posible el exceso y las galletitas o bollitos que contiene mucha harina. Debemos evitar también la margarina.

El corazón es el motor del cuerpo, debemos cuidarlo haciendonos conscientes del mismo para seguir disfrutando de futuras celebraciones. Porque entre el estres y luego las fiestas para ¨descansar¨nos arriesgamos a ese sustito en el pecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario