Translate

domingo, 18 de agosto de 2013

Las frutas, farmacología natural rica y saludable.



La naturaleza nos dota de todo lo necesario para nuestra vida saludable. Posee ese conocimiento y utilizar ese recurso con responsabilidad mantendría a la humanidad en total equilibrio físico, mental y espiritual. Comenzaremos un ciclo sobre los beneficios desconocidos y pocos apreciados de las frutas. 
Me maravillo al analizary visualizar mentalmente como podría ser el proceso de crecimiento de una planta otorgándole imágenes de fantasía con color y ritmo. Desde el mismo momento que la semilla , dotada de vida, se transforma y comienza la simbiosis con la madre tierra. Como el bebé en la etapa fetal va creciendo nutriéndose del organismo de la madre que se adapta a esa necesidad dotándolo de los nutrientes necesarios a través de la placenta. Es el mismo proceso natural de las plantas.

Imagine, piense cómo una planta a través de las raíces va tomando y seleccionando lo necesario para producir la flor con su aroma y color característico. Eso mismo sucede con los futos. En este caso me refiero a los comestibles, dotados de una textura determinada, corteza que protege y preserva sus nutientes, el color que lo hace apetitoso ante nuestros ojos  en la mayoría que motivan el deseo para deleitarnos con su dulce sabor. Ademas nos dota de sus beneficios para la salud con las vitaminas y componetes necesarios.

En esta ocasión a través de mis podcast les comento sobre la patilla y la piña.
La Patilla, también conocida en otras regiones como Sandía, es un fruto muy sabroso refrescante y nutritivo, tiene varias propiedades medicinales. Entre sus minerales, se encuentra, el Potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro, sodio, también posee ácido fólico, beta caroteno, ácido ascórbico, riboflavina (B2), e hidratos de carbono, su pulpa tiene propiedades antioxidantes, debido a ésto, ayuda a eliminar radicales libres presentes en el organismo, los cuales son responsables de múltiples enfermedades de carácter degenerativo, como por ejemplo el cáncer, las cataratas y los síntomas del envejecimiento, contiene ademas diversas vitaminas como la A, E, B1, B6 y vitamina C en mayor cantidad que una naranja, ayudando a la formación de colágeno lo cual permite mantener la piel joven. 
Se han encontrado vestigios, de los que se deduce, que ya existía en el antiguo Egipto. De ahí pasó a los países bañados por el Mediterráneo. Al Continente Americano llegó gracias a países europeos, como España y Portugal
Es la fruta que más cantidad de agua contiene, por lo que su valor calórico es muy bajo, apenas 20 calorías por 100 gramos; posee propiedades diuréticas, por lo cual estimula la diuresis, siendo útil para el tratamiento de enfermedades como la cistitis, nefritis, además ayuda a prevenir la formación de cálculos renales. 
Expertos estadounidenses confirman ahora en un modesto estudio que su jugo podría constituir una fuente natural muy rica en L-Arginina, aminoácido dilatador de los vasos sanguíneos.

La Piña, la corona de las frutas. Un icono tropical de tierra fértil aves de vivos colores y armónicos cantos alegres. La piña se cultiva abundantemente en China, Venezuela, Estados Unidos, Filipinas, México y Brasil. Se cosecha en zonas con clima tropical. La Piña es una fruta tropical originaria de Brasil. Allí la encontraron los españoles durante la
conquista de América. Los indígenas la llamaban Ananas, que significa “fruta excelente”
Las piñas son excelentes para la hipertensión, ya que una taza de piña contiene alrededor de 1 mg de sodio y 195 mg de potasio.
Incorpora una gran cantidad de piña en las comidas te ayudará mucho en la pérdida de peso ya que la piña puede hacer que te sientas lleno sin ofrecerle un gramo de grasa a tu cuerpo.
Las piñas protegen contra los problemas de los ojos relacionados con la edad, porque es rico en antioxidantes.
Impide la placa bacteriana y ayuda a mantener los dientes sanos y evita muchas enfermedades de las encías.
Ayuda a cura el estreñimiento y el movimiento de intestino irregular
Las enzimas de la piña luchan además contra los radicales libres y pueden disminuir manchas y líneas finas en la piel.
Es un anticoagulante natural y también hay evidencias de que puede provocar cambios beneficiosos en los glóbulos blancos de la sangre, por lo tanto mejora la función inmune. 
Excelente para proteger la tiroides y el sistema nervioso
Combate la ateroesclerosis, enfermedades cardíacas y diabetes. Es una excelente fuente de manganeso, aporta hierro, azufre y potasio, que favorecen la actividad de las hormonas sexuales y ayudan a generar enzimas.