Translate

lunes, 10 de febrero de 2014

El sonido de las palabras puede cambiar nuestro ADN

Conjuros, rezos, cánticos o mantras pueden influenciar profundamente el comportamiento de nuestro organismos desde el ADN. Esa vibración de onda con su frecuencia de sonido es lo que podríamos definir el conjuro de un antiguo brujo para lograr una acción determinada sobre el individuo y su entorno. Una idea, hoy científica, que no es descabellada si tomamos como referencia cómo la música ejerce efectos emocionales en nosotros; Nos cambia el estado de ánimo de acuerdo a sonidos y acordes llevándonos de la alegría a la tristeza o viceversa, de la quietud a la euforia, entre otros sentires.

LA PALABRA MODIFICA EL ADN.
El ADN o Acido DesoxirriboNucleico es Influenciado Por Las Palabras Y Las Frecuencias – Equipo de científicos rusos lo confirman: Las células humanas hablan entre si, con la misma gramática que hablamos los humanos.reglas.

Todos los seres humanos, sean de la parte del planeta que sean, sin recibir ninguna enseñanza, están predispuestos a hablar con las mismas estructuras gramaticales. Un equipo interdisciplinar Ruso llega a las mismas conclusiones que el instituto IRCAI: Podemos cambiar nuestro ADN mediante resonancias y paquetes de datos. Se confirma empíricamente el principio de coherencia.
Tras estudiar a fondo el ADN un grupo de investigadores rusos formados por científicos de diversas especialidades -entre ellos genetistas y lingüistas- ha llegado a la conclusión de que puede ser modificado mediante sonidos y frecuencias y, por tanto, ¡por las palabras!
A partir del estudio comparado de la semántica, la sintaxis, las bases de la gramática y otros aspectos del estudio de las lenguas con la configuración del código genético y la síntesis de proteínas llegaron a la conclusión de que éste comparte con nuestros idiomas las mismas 

Nuestro organismo es como un enorme planeta que alberga diferentes formas de vida en su interior. Ambos interactúan inconscientemente para el mismo fin: vivir. Estos organismos tienen formas de comunicarse entre sus mismas especies, por explicarlo de una manera sencilla. Y las células que componen nuestro cuerpo tienen el mismo comportamiento como un sistema de comuna donde cada una como individuo comparte el lenguaje de expresión individual. Es un proceder muy similar a la vida sobre la tierra con sus diferentes especias, que en el caso ideal, contribuirían a que el planeta, como ser vivo que habitamos y nos alimenta, debería ser entendido y cuidado. Nuestros micro habitantes del cuerpo, en su mayoría tienen muy claro el papel a desempeñar en el organismo  del cuál viven y porel que   deben dedicarse a cuidarlo.