Translate

lunes, 2 de mayo de 2016

No sé quién soy. Cómo saber quién eres?

Es imposible entender la naturaleza cuando desconocemos nuestra biología, identidad y psiquis. Hemos perdido la capacidad de leer e interpretar nuestra identidad a través de nuestro cuerpo, el cual es un mapa perdido dentro de una carrera  buscando sabiduría superficial o ficticia que solo nos sumerge en la ignorancia.
Utilizó como ejemplo los ciclos naturales, o estaciones del año. Nuestro cuerpo experimenta situaciones similares influenciado por múltiples factores a los que se suman estos cambios de estacion. Para entenderlo mejor, observemos la Luna con sus fases de llena a menguante, de nueva a creciente y llena. Algo similar nos sucede. Experimentamos situaciones de mucha energía, otras de euforia, , o melancolía o falta de ánimo, y buscamos respuestas a veces en químicos, otras echándole la culpa a alguien, y hasta forzando nuestro organismo a comportarse de manera contraria a lo requerido. Por ejemplo, la Luna llena podría influenciarnos en sentir mucha energía, euforia (no necesariamente es eso para todo el mundo) pero nos obligamos a comportamos con una actitud diferente, con lentitud, pasivamente, reprimiendo ese sentir natural que luego se convierte en una dolencia física, mental o emocional.

Poseemos ciclos cambiantes como la luna sus faces
 Todo eso se refleja en nuestro cuerpo. En el Masaje Ayurveda Yoga se identifican esos desequilibrios, en principio, con la observación del cuerpo. El terapeuta ubica, junto con el paciente, las posibles causas, muchas de las cuales se originan de los malos hábitos, malos manejos emocionales y hasta la alimentación inadecuada.
 Dolor en la cervical y espalda media es un padecimiento común que tiene origen en la postura corporal, por un lado, y por el otro en el carácter de la persona, que se agudiza por la forma inadecuada de manejarlo. También por en las emociones más profundas que no son entendidas y drenadas. 
De acuerdo al lado en que se refleje el padecimiento su intpretación varía. Conocer algo de la biografía del paciente ayuda a un intercambio empático efectivo que contribuye en la terapia, con el terapeuta y la auto terapia mental del paciente para su entendimiento.
Nuestro ciclo vital esta regido por etapas de siete años cada uno. Características muy definidas de comportamiento y evolución sicológica y biológica que genera identidad colectiva. Descubramos nuestros comportamientos y los cambios que se realizan cada siete años. 

Dependiendo de nuestras bases creceremos erguidos y fuertes


Continuando con la idéa del primer párrafo, nuestro ciclo vital evolutivo posee características de constantes cambios que van definiendo nuestra personalidad y salud. La formación de nuestro perfil biológico no viene totalmente de "fábrica", solo lo básico genética y energéticamente donde influye también la Astrologia. Pero el grueso de nuestra definición biológica y mental está tomada de lo externo, de las enseñanzas de nuestros padres y la sociedad. De la forma en que nos guían para entender el mundo. Poseemos ciclos de siete años en los que el cuerpo al final de cada ciclo es totalmente diferente. Las células son nuevas, con recientes cargas de información que incluye lo experimentado y la evolución por aprendizaje para poder avanzar. 
Entender y tener presente estos ciclos, sus inicios y evolución nos hace más sabios. Entendemos más de nosotros mismo y por supuesto de los demás, sobre todo obtenemos la capacidad de poder guiar a la nueva generación, a nuestros hijos quienes continuarán con el legado evolutivo... Desviándonos quizás de lo autodestructivo.