Translate

sábado, 16 de marzo de 2019

Vive la vida con sus armónicos y sentirás el placer de su musicalidad

Vive la vida con sus armónicos y sentirás el placer de su musicalidad. 
La música posee frecuencias las cuales no todas son percibidas por el oído humano, pero que se sienten llegando a lo mas profundo de nuestras emociones compartiendo o despertándolas. Por eso, cuando se comprime la música en formato mp3 se suprimen esos armónicos que prácticamente son el alma de la obra dejando solo el sonido para los oídos al mermar la calidad y riqueza.

Así es la vida, llena de armónicos que hemos dejado de percibir en una carrera constante hacia ninguna parte, buscando lo que creemos que necesitamos sin saber lo que es. Recuperemos los armónicos de la vida, el-placer de y en cada acción.

Comer, saborear la comida y quedarse en el placer de la degustación... La comida no solamente es alimento para poder vivir. La naturaleza nos ha dotado de papilas gustativas para percibir diferentes sabores, en un principio para poder diferenciar por el gusto los beneficios y por el otro disfrutar el sabor lo cual se traduce en placer que deja un regusto al tragar. Esos son los armónicos del gusto. Los japoneses lo tienen claro al colocar en los platos de sushi las lonjas de jengibre para neutralizar sabores finales y comenzar a sentir desde principio a final el nuevo bocado... saborea.

Leer y dejar que las palabras, ideas y concepto resuenen en tu emoción y pensamiento aun cuando hayas cerrando el libro, haciéndote partícipe de una aventura que llega a ti con sus ecos sin sonidos, con sus palabras sin voz

Hacer el amor en el placer completo deja un estado de éxtasis, de armónicos similares a las frecuencias en la música que deben disfrutarse hasta que poco a poco se diluya generando armonía. Es disfrutar el éxtasis dedicándole su tiempo que se traduce el salud y armonía.  

La diferentes degradaciones en los colores. Son los armónicos que generan la vida que percibimos con la vista llenando nuestro espíritu con las emociones del arte cromático, de los armónicos del color con sus frecuencias infinitas, algunas sin ser percibidas por el ojo humano común 

Dormir entendiendo el reloj biológico y real de nuestro cuerpo (todos somos diferentes) acostarse a la hora adecuada y dormir las horas necesarias de acuerdo a eso. Dejando que el despertar sea natural, sin sobresaltos ni cortes por sonidos alarmantes. Darnos el tiempo de quedarnos un rato en cama, sintiendo el placer y los armónicos de haber dormido, sintiendo como los músculos se activan y sin prisas levantarnos.


Entender nuestra naturaleza y saber vivirla es parte de la filosofía en el Masaje Ayurveda Yoga.