Translate

martes, 17 de noviembre de 2020

Arrugas en el rostro y cicatrices en el cuerpo pueden suavizarse y desaparecer

Entender nuestro cuerpo nos da las herramientas adecuadas para cuidarlo, mantenerlo y repararlo ante cualquier amenaza o accidente.


Son muchas las técnicas de trabajo corporal para sanar el cuerpo con la finalidad de prevenir enfermedades, retrasar la vejez, verse y sentirse saludable. fortalecido y flexible. 


Con buena alimentación y actitud emocional y mental, el cuerpo posee los mecanismos para sanar y auto repararse. La mejor muestra de esta maravilla es darse cuenta del proceso en que sanan las heridas, es decir, se auto reparan. La sangre se solidifica formando una costra impidiendo que salga más líquido y poco a poco se va convirtiendo en piel uniendo ambas roturas.


El Masaje Ayurveda Yoga Gestalt ayuda a ese proceso para que todos los factores y mecanismos para ese proceso funcionen de la manera indicada. Por eso es efectivo en eliminar líneas de expresión o arrugas, piel colgante y flácida o endurecida y acartonada.


El masaje puede ayudar a curar el tejido cicatricial. Aunque no tiene mucho control sobre la forma en que su cuerpo se recupera, hay pasos a seguir para romper el tejido cicatricial y las adherencias después de la cirugía. Por ejemplo, masajear el tejido cicatricial puede mejorar la cicatrización. 


Las cicatrices son marcas que quedan en la piel después de una herida o incisión. El tejido cicatricial se forma durante el proceso de curación porque el cuerpo produce fibras de colágeno para cerrar y curar la herida.


Las fibras de colágeno no crecen en la misma dirección constante, por lo que cambiarán de color y pueden tener una textura desigual. Se formará un nudo en la herida para proteger el área de las bacterias. Una vez curado, el nudo se caerá y la cicatriz recién formada quedará expuesta.


Después de una incisión o lesión, la cicatriz continuará sanando y desapareciendo hasta por dos años. La fase de remodelación de la cicatrización de la incisión implica que la cicatriz se vuelva menos profunda a medida que cicatriza. Las cicatrices maduras se vuelven más pequeñas, aplanadas y menos profundas. En el proceso de curación, hay muchas formas de mejorar la curación de las cicatrices. Para cicatrices articulares más grandes, es vital que "trabajes" la cicatriz para evitar el estrés.


Todos los tejidos están compuestos por los mismos elementos, como colágeno y elastina. Las células proporcionan nutrientes y liberan desechos de todos los tejidos del cuerpo (incluido el tejido cicatricial). Por lo tanto, puede rejuvenecerse mediante el cuidado personal (incluida la terapia de masajes). Recuerde, el tejido cicatricial no tiene melatonina como el tejido normal. Esto significa que no se pueden broncear, pero se queman al sol. Además, la dirección de crecimiento de las fibras de colágeno es diferente a la del tejido original, lo que produce decoloración y textura desigual.


La herida en el cuerpo se repara en cuatro etapas:

En la primera fase o fase aguda, el cuerpo crea estabilidad mediante la coagulación y la quimiotaxis. Es decir, la matriz de tejido temporal cierra la herida y atrae a las células inmunitarias para defenderse de las infecciones.


En la segunda etapa, la etapa de inflamación, las células inmunes eliminan las células muertas y los tejidos para preparar el área de recuperación. El área aparece enrojecida e hinchada. Por lo general, esta fase dura unos días.



En la tercera etapa de reparación, la matriz de coagulación temporal se reemplaza por tejido cicatricial, restaurando así la estructura y función de ciertos tejidos. El área se ve elevada y dura, y puede sentirse tibia o entumecida. Este período dura de 2 a 10 días. 


En la etapa final, la etapa de remodelación, la densidad celular y la fuerza metabólica disminuyen, mientras que los nervios sanan y restauran la sensación. La cicatriz puede picar o ser lisa, primero de color púrpura, luego blanca y finalmente cercana al tono natural de la piel. Esta etapa dura desde 10 días después de la incisión hasta dos años.


Finalmente, el masaje puede promover eficazmente la curación del tejido cicatricial. En este proceso, a medida que cambia el colágeno, la resistencia del tejido cicatricial puede repararse entre un 25% y un 80%. Dado que el tejido aún se está reparando desde el principio, es mejor esperar 2 semanas después de la operación o el accidente para masajear la cicatriz. El tejido cicatricial suele reducir el drenaje linfático y los capilares. Esto puede estimular el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y mejorar aún más la circulación sanguínea y la curación.


Insisto en recordar la importancia de estudiar y observar nuestros tres cuerpos físico, mental y emocional para entender la maravillosa maquinaria biológica que somos y evolucionar Estoy en sesion consciencia y bienestar.